Con la tecnología de Blogger.

María Martínez · Serie Cruzando los límites


Todo el que me conoce sabe que María Martínez es una de mis autoras favoritas. Su exquisita pluma me conquistó hace ya años con su El encanto del cuervo, una novela que me enamoró y me hizo desear leer más novelas de la misma autora. Pero si hay una serie que la caracteriza, y que se ha vuelto un imprescindible del género new adult, es la serie Cruzando los límites. Esta serie está compuesta de momento por dos novelas: Cruzando los límites y Rompiendo las reglas. Pero el próximo mes de octubre será ampliada con una nueva entrega y que llevará por título Desafiando las normas. No veo el momento de leer esa tercera novela, ya que la historia de sus protagonistas se prevé complicada. 

Por si no la habéis leído os dejo aquí la sinopsis de Cruzando los límites y podéis leer mi reseña aquí

Savannah no entiende por qué todo el mundo se empeña en que vuelva con Brian. ¿A nadie le importa la razón por la que rompieron? Quizá debería hacerse la tonta y aceptar que su perfecto, brillante y universitario novio se acostó con otra chica en el asiento trasero de su coche, destrozando su pequeño universo y sus planes de futuro.Caleb es todo lo contrario a Brian, alguien poco recomendable. Es insolente, descarado y temperamental, y posee una mirada capaz de provocar incendios. Savannah conoce el peligro que supone acercarse a él. Sin embargo, ahora que el chico ha regresado a la ciudad, lo que hace unos años solo era un amor platónico e infantil amenaza con transformarse en algo muy real… y convertir su último verano, antes de ir a la universidad, en el más excitante de toda su vida.



Por otra parte, la sinopsis de Rompiendo las reglas es la siguiente:
Tyler es sexy, inteligente y seguro de sí mismo. Cabreado con el mundo, su carácter es impredecible. Los tatuajes de su cuerpo son el recuerdo constante de todo lo que ha perdido, de los errores que jamás podrá perdonarse y de los deseos que nunca logrará cumplir. Ha aprendido del peor modo posible que amar significa sufrir, y que el único modo de sobrevivir es regirse por sus propias reglas. Cassie es lista y divertida, un poco cínica, y no le importa lo que los demás piensen de ella. Sabe cuáles son prioridades, sus expectativas, y tiene muy claro la clase de vida que quiere vivir. Pero bajo esa apariencia de seguridad y control, se esconde un corazón roto y asustado que intenta proteger a toda costa. Han pasado casi dos años desde que Tyler y Cassie se vieron por última vez. Ninguno está preparado para el reencuentro, para aceptar que la atracción que una vez sintieron sigue ahí, bajo la piel, imposible de ignorar. Enamorarse sin remedio parece inevitable; pero, a veces, el amor no es suficiente.

Si os apetece leer mi reseña de esta segunda novela, podéis hacerlo aquí.


Desafiando las normas

Sobre la tercera entrega, conocemos ya algunos detalles. Sus protagonistas son Eric y Spencer, dos personajes que seguro que tienen mucho que contar, ya que ambos cuentan con pesadas mochilas a sus espaldas. Y por supuesto seguiremos sabiendo más detalles sobre los anteriores protagonistas y sus vidas en Port Pleasant.

Además la propia autora nos ha ido regalando algunos preciosos fragmentos en Facebook, los cuales os reproduzco aquí todos juntos para que podáis disfrutarlos:


«Vieron la tele en un cómodo silencio, mientras notaba los párpados pesados por el cansancio. Era agradable estar allí, con ella, y se sentía tan tranquilo que no habría cambiado ese instante por ningún otro. Encajaba perfectamente entre sus brazos y olía tan bien que un anhelo desconocido se abrió camino en su interior. Despacio, comenzó a juguetear con un largo mechón de su pelo. Lo deslizaba entre sus dedos una y otra vez mientras que el sueño se iba apoderando de él. Podría acostumbrarse con facilidad a muchos días como aquel. A regresar a esa casa con ella y hacer cosas sencillas como ver la tele y conversar, desayunar juntos, pasar noches enteras en el porche viendo llover.
Podría hacerlo.
Cerró los ojos y su último pensamiento fue que era un imbécil si creía que iba a ser capaz de conformarse solo con su amistad, cuando empezaba a ser consciente de que una mitad de su ser comenzaba a ser de ella.»

✶✶✶✶✶✶✶✶✶
«—Gracias. —¿Por qué? —Por permitirme entrar en tu vida. Por dejar que me quede. Por estar conmigo. Porque ya no quiero volver a estar solo.»

✶✶✶✶✶✶✶✶✶

«—Cierta o no, es una historia bonita.
—Según se mire. Algunas mujeres orientales se amputaban el dedo meñique como símbolo de amor a sus maridos.
—¡Eso es horrible! —exclamó ella mientras contemplaba sus dedos aún unidos—. ¿Y para ti qué significa?
—¿Mejores amigas para siempre? —bromeó. Un brillo pícaro iluminó sus ojos. La empujó con el hombro y ella le devolvió el gesto con aire juguetón—. Pulseritas a juego, ropa a juego…
—Eres tonto. —Ayer era mono. Hoy tonto —Suspiró de un modo teatral—. ¿Por qué tengo la sensación de que nuestro hilo del destino empieza a tensarse un poco? A este paso, ese dedito tuyo seguirá en tu mano mucho tiempo y adiós al símbolo de nuestro amor.»

✶✶✶✶✶✶✶✶✶
«—Cuando hablo contigo me siento normal y no suelo sentirme así a menudo.
—¿Te sientes normal? ¿Acaso estás loca y no me lo has dicho?
—Es posible que lo esté. Dios, sí, quizá sea eso… Estoy loca, como una cabra. Completamente zumbada. Lo explicaría todo, ¿no? Él negó con la cabeza.—Me gustan las locas. Tú me gustas. Y me ponen tus gafitas y esa ropa de abuela andrajosa con la que te vistes. Lo miró perpleja. Su sonrisa traviesa la desarmó.
—¡Tú sí que estás loco! ¿Nunca hablas en serio?
—Contigo siempre hablo en serio. Siempre.»
✶✶✶✶✶✶✶✶✶
«Él soltó una risita traviesa y la siguió con las manos en los bolsillos. —No hay que subestimar a esos animales. No van a ser los extraterrestres los que un día nos conquisten y esclavicen. Serán los mapaches.
—¿En serio? Pero si son unos animalitos adorables.
—Hasta que te secuestran o esclavizan. —Siguen siendo adorables.
—De acuerdo, cuando el mundo comience a llamarse Mapachelandia y tú seas una prisionera explotada y yo un aguerrido soldado de la resistencia, no esperes que vaya a salvarte —repuso él con el ceño fruncido. Spencer se echó a reír, realmente divertida.
—¿Aguerrido soldado de la resistencia? —lo cuestionó.»

✶✶✶✶✶✶✶✶✶
«—Supongo que ya nos veremos, ¿no? —dijo él.
—Seguro que sí.
—Genial.
—Buenas noches, Eric.
—Buenas noches, Spencer.
Con lentitud, ella cerró la puerta. Se quedó quieta un instante y, sin saber muy bien por qué, se inclinó hacia delante y avistó el porche a través de la mirilla. Eric continuaba allí, inmóvil, mirando el suelo como si pensara en algo importante. Después sacudió la cabeza y regresó al coche trotando».
✶✶✶✶✶✶✶✶✶

«—Lo que se ha roto no puede volver a arreglarse. La gente cree que sí, pero es imposible. Siempre quedarán grietas, fisuras, pequeños agujeros imposibles de tapar. Trozos que se han perdido, o desvanecido. No es una cuestión de esperanza o voluntad, de echarle ganas para volver a estar completo; simplemente no se puede. Así que... ¿qué esperas que haga?
—Lo único que debes hacer es recoger los pedazos que queden de ti y comenzar a construir algo nuevo. Solo eso.»
Yo no sé vosotras, pero yo solo con estas quotes ya estoy enamorada de ellos. Aún hay que esperar un poco para leerlo completo, pero este otoño podremos tener en nuestras manos esta tercera novela de esta serie tan especial, y que ha conquistado tantos corazones. 

¿Estáis siguiendo la serie? Contadme en vuestros comentarios. 



9 comentarios

  1. A mí me gustó pero no tanto como a la mayoría así que posiblemente no continúa con la serie. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. Me encantan estos libros y tengo muchas ganas de que se publique el tercero.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Ais todas las citas son ♥ yo también estoy deseando que llegue el otoño solo para leerlos de nuevo! preciosa entrada.
    Besos de mañana tenemos una cita ;)

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, guapa!

    Buah, no sabes las ganas que tengo de leer estos libros...tengo que hacerlo este verano sí o sí porque llevo queriendolo hacer desde el año pasado pero no he encontrado el momento. Y tengo claro que me van a encantar.

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, linda! Ayer me llegó Rompiendo los límites que por acá a Argentina no llegó, imaginate que ya estaba super emocionada por volver a releer la historia y ahora que leo tu entrada con estos trozitos de la tercera entrega la ansiedad me puede.

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Hola!
    Este verano me gustaría estrenarme con ella, no tengo planes de lecturas pero llevo días con el cerquita y creo que le tocará pronto.
    Preciosas las citas <3.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta María, y espero ansiosa el siguiente.
    Estoy segura de que volverá a ser una gran lectura.

    Besos Naca ;)

    ResponderEliminar
  8. Me encanta esta serie, y estoy deseando leer el tercero. Bonitas citas :)

    Besos :*

    ResponderEliminar
  9. Dunia,
    Gracias a dios veo esta entrada porque había un par de fragmentos que se me habían escapado.
    Que ganas le tengo a esta historia.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar