Reseña - Rompiendo las reglas

14 may. 2016

Autora: María Martínez
Editorial: Titania
Género: New Adult
Serie Cruzando los límites #2

Sinopsis

Tyler es sexy, inteligente y seguro de sí mismo. Cabreado con el mundo, su carácter es impredecible. Los tatuajes de su cuerpo son el recuerdo constante de todo lo que ha perdido, de los errores que jamás podrá perdonarse y de los deseos que nunca logrará cumplir. Ha aprendido del peor modo posible que amar significa sufrir, y que el único modo de sobrevivir es regirse por sus propias reglas.

Cassie es lista y divertida, un poco cínica, y no le importa lo que los demás piensen de ella. Sabe cuáles son prioridades, sus expectativas, y tiene muy claro la clase de vida que quiere vivir. Pero bajo esa apariencia de seguridad y control, se esconde un corazón roto y asustado que intenta proteger a toda costa.

Han pasado casi dos años desde que Tyler y Cassie se vieron por última vez. Ninguno está preparado para el reencuentro, para aceptar que la atracción que una vez sintieron sigue ahí, bajo la piel, imposible de ignorar. Enamorarse sin remedio parece inevitable; pero, a veces, el amor no es suficiente.

Opinión 

Leer un libro de María Martínez siempre es un placer, y en esta ocasión no ha sido menos. La primera vez que me enfrenté a una novela suya, fue con El encanto del cuervo hace ya un par de años. En aquel entonces ya vislumbré entre sus lineas el potencial de esta autora, la cual no hace más que demostrarme título a título, que se está abriendo paso entre las grandes a pasos agigantados. Para mí ya se encuentra en mi top de autoras, de aquellas que escriben con mimo y con calidad, aquellas que ofrecen tramas que atraen y personajes que enamoran. Aquellas que se nota que aman escribir, y que dejan la piel y el alma en cada una de sus obras. 

Conocimos a los protagonistas de Rompiendo las reglas, en su antecesora Cruzando los límites. Es por todos sabido que lo que en un principio eran unos meros secundarios acabaron teniendo su propia historia gracias a los ruegos de las lectoras. Es por ello que María no pudo más que aceptar estas peticiones y contar lo que tenían que decirnos Cassie y Tyler. Y vaya si tenían que contar, ya que al enfrentarte a esta novela lo estas haciendo con una historia de mas de 400 páginas y de letra condensada. Es de aquellas lecturas en las que avanzas más lentamente ya que cada página está muy bien aprovechada, con aproximadamente 36 líneas por cada una. Esto hace que realmente sea un libro largo, pero que sea largo es diferente a que se te haga largo, porque esto segundo no ocurre. La historia te atrapa, los personajes protagonistas están cargados de esa chispa que atrae de inmediato, y hacen que los adores, y los giros que se guarda María en la manga hacen que no puedas soltar el libro, a no ser que tengas que hacer lo inexcusable como ir a trabajar o las tareas insalvables. Pero hablemos primero de lo que ocurre en la novela...

Cassie se marchó hace dos años a la universidad Lexintong, en el estado de Virginia. Hasta ahora ha regresado a Port Pleasant solo lo indispensable, pero ahora llega nuevamente el verano, y debe regresar para disfrutar de sus vacaciones, y para acudir a la fiesta de compromiso de su mejor amiga Savannah. Desde que se marchó no ha vuelto a tener contacto con Tyler, y es que a pesar de que en ese último verano intimaron fisicamente más de lo deseado, no ocurrió así con sus sentimientos y cada uno siguió haciendo su vida por separado. Lo que no esperaba es que la persona que ha enviado Savie a recogerla y llevarla hasta casa de su madre sea justamente él. Donde hubo fuego dicen que siempre quedan cenizas, y ninguno de los dos puede evitar volver a sentir esa atracción física que siempre existió entre ambos. Saben que lo suyo no tiene ningún sentido, ya que tienen planes de vida diferentes, y a esto se suma que los dos sienten que están rotos por sucesos que acontecieron en su pasado. A pesar de todos los puntos que suman en contra no tardarán en sucumbir a la pasión, aunque tienen muy claro que lo suyo no tiene un futuro. Su relación es un ciclón que arrasa hasta con ellos mismos y se verán inmersos en una vorágine de idas y venidas contra la que no saben bien como lidiar. 

Tyler ha continuado estos años con su vida en Port Pleasant, tal y como hacia antes de que Cassie se marchara. Trabaja duro en el taller de su padre, y no tiene precisamente problemas para encontrar compañía femenina. Aún así, siente que está roto por dentro y que nada le ha hecho sentir desde hace años. Nada más ver a Cassie se da cuenta de lo mucho que la ha echado de menos, e intentará asegurarse su compañía por lo menos hasta que esta deba volver a marcharse. De vez en cuando no puede contenerse y deja salir al "capullo" que lleva dentro, sacando a Cassie de sus casillas en más de una ocasión, y es que la pareja es pura dinamita. Cada uno guarda bajo llave sus más íntimos sentimientos, y estos acabarán siendo una pesada losa en su relación, y haciendo que se hundan cada vez que están llegando a la superficie.  

- No alucines, Cassie. Solo me ha jodido ver cómo ese capullo te metía mano porque sé la clase de tío que es. Estos no son celos ni nada que se le parezca. No he visto ninguna luz que me haya abierto los ojos y me haya hecho darme cuenta de que eres la mujer de mi vida. Porque si eso es lo que esperas, lo que quieres que admita, puedes esperar sentada. Ya sabes lo que puedo darte. Lo dejamos muy claro. Tu y yo follamos, y eso es lo único que hacemos. 
Cassie apenas podía respirar. Ni siquiera podía describir lo que estaba sintiendo. 
- Hacíamos. 
Tyler vio el punto final entre ellos implícito en esa única palabra. 
- Vale... Pues ha sido un placer, nena. 
- Eres un cerdo. 
- ¡Supéralo!

Todo el libro está cargado de intensidad. Los diálogos entre Tyler y Cassie tienen mucha chispa, y ambos son tremendamente pasionales en todo lo que hacen. No conocen las medias tintas, y a pesar de no querer entregar su alma al otro no se dan cuenta de que lo dan todo en cada uno de sus encuentros, ya sea para amarse o para odiarse. He vuelto a descubrir a unos secundarios cargados de personalidad, y la verdad es que no me importaría leer alguna historia en la que el protagonista sea Jackson o Derek. Nuevamente volvemos a saber de Caleb y de Savie, y la autora nos deja conocer de primera mano como caminan formando su futuro y como afrontan las diferencias sociales entre sus familias. Me encanta como aparecen en todo momento, apoyando a sus amigos pero sin restarles un ápice de protagonismo. Quién sabe si no podremos leer su boda en un futuro...

Una cosa que quiero destacar de la pluma de María, es como nos regala los momentos íntimos entre sus personajes. Ni sobra ni falta una coma. Estoy en una etapa de lectura en la cual hay veces que según que escenas me resultan chirriantes o excesivas, me apetece mucho más leer una buena trama, en la que se suceda alguna momento de pasión, que no una novela cargada de escenas entre las que discurra la historia. María sabe darme justo esto que necesito, y yo lo agradezco en el alma porque me hace disfrutar de lo que realmente quiero leer. 

Rompiendo las reglas es una digna sucesora de Cruzando los límites. Una novela cargada de pasión y con unos giros que hacen que la historia se vuelva cada vez más y más interesante. Un libro que atrapa, exquisitamente escrito y con unos protagonistas que lo dan todo. Se abren en canal en cada una de las páginas y nos regalan momentos en cada una de ellas. Tyler y Cassie son una bomba de relojería, una bomba que cuando estalla te deja sin aliento. Sin duda hay que leer todo lo que salga de la cabeza de María Martínez. Ya estoy deseando lo siguiente. 

7 comentarios

  1. Entre tu y Lore me tenéis buena... Jajajaja como a vosotras María también me encanta y estoy deseando conocer la historia de Tyler y Cassie que veo que prometen mucho!
    Besos ratonina 🐦

    ResponderEliminar
  2. Con tu reseña me han entrado unas ganas inmensas de leerlo... Aunque antes tengo que hacerme con Cruzando los límites que conocer a unos personajes a fondo ya como protagonistas es muy especial. Solo espero disfrutarlo tanto como tú *-* Ya con solo las sinopsis de sus historias me enamora, así que no cabe duda que lo voy a disfrutar :D
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Ya que este libro es una especie de segunda parte de "Cruzando los límites", tendré que leer este primero. A ver cuando me pongo con él, porque le tengo muchas ganas a esta historia.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola, ya muero por leerlo, maria martinez de a vuelto una de mis autoras fav.

    ResponderEliminar
  5. Una historia cañera, como sus protagonistas, María nunca decepciona!! Genial la reseña <3

    Besos pimpo :*

    ResponderEliminar
  6. Hola!

    No he leído nada de esta autora, aunque he visto muy buenas críticas, así que tendré que animarme algún día.
    No es de mis prioridades, pero si tengo la oportunidad probaré a ver qué tal. Pinta bien esta historia.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Estoy deseando leerlo, María me encanta y esta historia me llama mucho la atención desde que ya conocimos a sus protagonistas en Cruzando los límites.
    Muy buena reseña.

    Besos Naca ;)

    ResponderEliminar

La gata en el desván © . Harlie Ave Design .