Reseña: Destinos cautivos

17 ene. 2015

Autora: Nieves Hidalgo 
Editorial: Vergara
Género: Romance Historico
Autoconclusivo
Sinopsis

España, 1517. Razones de carácter social, marcadamente tradicionales, obligan a Elena Zúñiga a aceptar un matrimonio pactado con el hombre al que idealizó siendo una niña. No obstante, cuando llega el momento de la boda, el tiempo ha pasado y Elena se ha forjado una cierta autonomía personal que le hace rechazar la idea de convertirse en una marioneta en manos masculinas. Así se lo hará saber, la misma noche de bodas y con serena rotundidad, a su marido.

Diego Martín y Peñafiel, conde de Bellaste, es un gentil caballero y ha accedido a prestarse a la farsa de un enlace aparente, renunciando incluso a la posesión física. Sin embargo, no tiene intención de consentir que la situación se prolongue demasiado, y se ha propuesto conquistar a su propia esposa, tan altiva como él mismo.

Sus propósitos se ven frustrados con la llegada del cardenal Francisco Jiménez de Cisneros, regente de España en ausencia de Carlos I, que trae noticias alarmantes: la reina Juana de Castilla le ha pedido su ayuda tras descubrir un complot para acabar con la vida de su hijo Fernando. El cardenal solo conoce a un hombre capaz de impedir el magnicidio.
Con Destinos cautivo, Nieves Hidalgo nos introduce, como solo ella sabe hacerlo, en una época fascinante. Desde Trujillo hasta Santander, seremos testigos del camino que deberán recorrer un hombre y una mujer destinados a amarse, mientras las intrigas de Estado y las adversidades conspirarán para separarlos.

∾ Opinión 


Hacía mucho tiempo que quería estrenarme con esta autora, ya que siempre veía muy buenas críticas de sus libros por la red. A pesar de tener ya en el mercado 15 libros, fue cuando vi la portada de Destinos Cautivos cuando me atrajo y me decidí por fin a leer uno de sus libros. A pesar de que esta novela está protagonizada por una pareja que ya apareciera en un libro anterior, Amaneceres Cautivos, esto no ha influido para nada en la lectura ya que no se hace mención a acontecimientos anteriores. Se puede leer por tanto perfectamente de forma independiente sin sentir que faltan datos o que te has perdido algo.

Elena Zúñiga se ve obligada a casarse contra su voluntad, tal y como se estilaba entre la nobleza de la época. A pesar de hacerlo con su mejor amigo de la infancia, hace tiempo que sus relaciones son distantes y más después de que ella se enamorara de él en la adolescencia y él, sin embargo, se dedicara a enamorar a más de una chica en las propias narices de Elena. Ella no puede soportar la idea de que la obliguen a hacer algo en contra de su voluntad ya que, aún siendo mujer y no teniendo ni voz ni voto en la sociedad machista, es un espíritu guerrero al que le cuesta acatar las normas. En su propia noche de bodas ya le deja claro a su marido que lo suyo será una farsa de puertas para fuera, pero que dentro del dormitorio cada uno hará su vida.

Diego Martín y Peñafiel, conde de Bellaste, es un hombre respetado y cultivado. Hijo de un gran amigo del padre de Elena, compartió con ella andanzas en su infancia y adolescencia, hasta que sus vidas tomaron rumbos diferentes. Ahora ella es su mujer, pero una mujer que le traerá más de un quebradero de cabeza debido a su tozudez, y a querer hacer las cosas por su cuenta. Ella no es consciente del peligro que pueden correr sus vidas con las impetuosas decisiones que toma, sobre todo cuando Diego es contactado para evitar el asesinato del infante Fernando a manos de los simpatizantes del heredero de la corona, Carlos.

La trama que acompaña a la historia de amor de Elena y Diego es consistente. Todo un entramado de traiciones y conspiraciones que nos transporta a la España del siglo XVI, donde la burguesía se dividía en dos bandos: los seguidores del heredero al trono, Carlos, y los que pensaban que el legítimo heredero tenía que ser el infante Fernando, ambos hijos de Juana I de Castilla. La forma en la que Nieves ha incluido a su pareja protagonista en este intrincado de intereses, me ha parecido muy real. He visto series y películas ambientadas en la época, pero ningún libro de romántica me había permitido vivir una historia en esta época, cosa que me ha gustado y ha sido novedosa.

Elena apoyó la palma sobre su pecho y le detuvo. Se armó de valor y le dijo:
-Diego, no deseo este matrimonio.
El desconcierto tintó de blanco el bronceado rostro masculino.
-¿De qué hablas?
-Hablo de que no lo elegí yo, me fue impuesto. Siempre, desde que éramos niños, supiste cómo pienso, así que no te hagas el pasmado ahora.
-Entonces por qué esta farsa. ¿Por qué seguiste adelante? Juraste ante un sacerdote.
-Juré, sí. ¿Qué otra opción me dejaron? Juré respetarte, serte fiel, cuidarte en la enfermedad. Y lo cumpliré.
-¡Y amarme! – estalló él.
-Pues mentí. Solo amaré al hombre del que me enamoré, Diego. Y tú no eres ese hombre.



Se denota una gran documentación por parte de la autora, que ha mimado todos los detalles y ha incluido gran parte de la historia real de España con personajes y datos que ocurrieron y vivieron en la realidad. Su forma de narrar es limpia y elegante, sin enrevesadas palabras a pesar de estar situada en una época que podría dar pie a un tipo de lenguaje más rocambolesco.
Es un buen libro para las amantes de la novela romántica histórica, ya que sin duda se diferencia del resto por la ubicación y tiempo. Este género no suele ser mi favorito pero cuando lo leo me gustan que sean historias diferentes o que me sorprendan.

La historia entre ellos, a pesar de comenzar con su boda, se va cocinando lentamente y de un modo real, ya que debido a que tienen un pasado en común han de ir limando las asperezas. La atracción que sienten mutuamente es innegable, y cada vez se les hará más difícil ser indiferentes el uno con el otro. Hay momentos muy sensuales entre los protagonistas que me han gustado, sin entrar en escenas íntimas detalladas, es más una historia de amor a la antigua usanza.

Destinos cautivos es una novela muy completa, una novela de amor mezclada con las intrigas palaciegas y la historia de España. Un argumento que bien podría haberse dado en la realidad y que te aporta una rica experiencia en la lectura. No es un libro más en el género, sino que es un libro que te hace estar atenta a todo lo que ocurre y todos los detalles cuentan. Volveré a leer más de la autora sin duda.

8 comentarios

  1. Helo! Es un género que me gusta y no me he estrenado con la autora ^_^. Me lo apunto ;). Precioso el FanArt muaks!

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes que no me muevo muy bien en este género, pero no lo descartaría después de tan buena reseña. De momento lo dejo pasar... tengo un par de montañas de libros que espero ir leyendo este año. Ya sabes, nuevos propósitos que espero cumplir jajajaa
    El fan es precioso Du, cada vez los haces más bonitos ♥

    ResponderEliminar
  3. Hola pimpo! de momento lo dejo pasar, ya sabes que no soy muy de histórica y aunque tiene buena pinta, creo que no es lo que ahora mismo me apetece leer. Genial la rese y el fan :)

    Besos :*

    ResponderEliminar
  4. llevo tiempo queriendo leer a ala autora y este libro pinta genial <3

    ResponderEliminar
  5. A mí me gustó mucho esta novela y cómo van cayendo poco a poco en la pasión que sienten. Aun así, te recomiendo leer Orgullo sajón.
    Besos :*

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa!
    No soy muy fanática del género, solo hago excepciones si me llaman mucho. Y este libro no es el caso.
    Un besito, nos leemos^^

    ResponderEliminar
  7. Holaa, la verdad es que no suelo leer libros ambientados en épocas tan distantes, y a pesar de que tu reseña es genial, y que soy una romántica empedernida, esta vez lo dejo pasar.
    Un beso <3

    ResponderEliminar
  8. Holaa!! no conocía el libro, pero parece bastante interesante, tengo muchas ganas de leer un libro de este género. Gracias por la reseña, ya te sigo:3

    Blessings!!

    ResponderEliminar

La gata en el desván © . Harlie Ave Design .